domingo, 9 de junio de 2013

Frustrado


Fuente: Olé.

Roberto Sosa (24-1-0, 14KO) estaba ante la chance más importante de su carrera.

El Incho tenía por delante su primera oportunidad mundialista ante el mexicano Juan Carlos Sánchez Jr (16-1-1, 8KO), quien perdió el cetro supermosca de la Federación Internacional de Boxeo en la balanza y, por eso, sólo el cordobés competía por la corona.

Sin embargo, no pudo quedársela.

Sosa salía a hacer historia familiar: su hermano (y su actual técnico) José intentó coronarse cuatro veces y había fallado en todas. Su rival de turno tuvo que luchar mucho para dar el peso, incluso hasta se la pasó dos horas en el sauna para dar el límite de la categoría (52, 050 kilos) tras haberse pasado 750 gramos. Se preveía que eso jugara a favor del argentino, pero éste padeció la distancia de su rival.

El azteca manejó los hilos sobre el ring del Hard Rock Hotel and Casino de Las Vegas. Con su jab de derecha y sus uppers de izquierda, hasta tuvo sentido al Incho allá por el cuarto.

En el quinto, otra zurda sorprendió al argentino, quien nuevamente estuvo cerca de ir a la lona. Sosa demostró valentía y salió mejor al séptimo, donde llevó a su rival contra las cuerdas y pudo conectar algunos voleados.

El corazón del cordobés lo mantuvo a tiro durante toda la contienda y sobre el final acorraló a su rival. Finalmente, la contienda se definió en las tarjetas. Allí, la decisión fue unánime para el mexicano: 117-110, 117-110 y 116-111.

No hay comentarios: