domingo, 30 de junio de 2013

Empate justo

El campeón latino supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el misionero Diego Silva, empató por puntos en 10 rounds -fallo mayoritario- con el santafesino Néstor Paniagua, y así retuvo el título en una pelea disputada en la localidad de Bella Vista, en el noroeste del Gran Buenos Aires.

 
Fuente: Télam.

Foto: Ramón Cairo.

El jurado falló el combate con los siguientes guarismos: Juan Carlos Palmieri y Jorge Milicay marcaron empate en 95, mientras que Hugo Vainesman vio ganar a Paniagua por 96-95.

La igualdad fue justa en una pelea de buen nivel técnico, de acciones y dominios cambiantes, que la convirtieron en atractiva e interesante por la entrega de ambos boxeadores.

Silva (55,300 kilos) tuvo la iniciativa y fue quien manejó las acciones en la primera parte del pleito mediante su buen boxeo y golpes de buena factura conectados en forma clara.

Pero Paniagua (54,500) revirtió la historia y aprovechó el cansancio de su rival. Con experiencia, resto físico y buen accionar boxístico, emparejó la pelea y por momentos lo tuvo a maltraer al misionero, por lo cual el empate les quedó bien y amerita en un futuro cercano un nuevo enfrentamiento.

En la pelea de semifondo, en categoría pesado, el chaqueño Alfredo Ruiz Díaz (100,300) le ganó por descalificación en el tercer asalto al canadiense radicado en la localidad de Benavídez, Icho Larenas (108,300).

El final del combate se produjo en el tercer round cuando Larenas le aplicó a Ruiz un cabezazo que le inflamó el pómulo izquierdo, por lo cual el árbitro decidió descalificar al canadiense.

1 comentario:

Enrique Ricci dijo...

el fallo no fue justo para icho larena el arbitro tendria que haberi ido a las tarjetas y no la descalificacion el cabesazo fue casual y no hubo corte ni fractura solo el susto de ruiz de no ser peleando saludos