domingo, 14 de abril de 2013

Cubano Rigondeaux duplica su corona

Foto: Fightnews.

El cubano Guillermo Rigondeaux venció este sábado al filipino Nonito Donaire por votación unánime en 12 asaltos para unificar los títulos de las 122 libras en la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial (OMB).

Rigondeaux dejó su foja en 12-0 con 8 nocauts, mientras que el filipino dejó la suya en 31-2 y 20 KOs, y encajó por primera vez en 12 años la derrota.

El pleito, que tenía carácter unificatorio, tuvo lugar en el Radio City Music Hall de Nueva York, donde el cubano expuso su corona del AMB y el filipino la suya de la OMB.

Los tres jueces vieron ganar al cubano con votaciones de 114-113, 115-112 y 116-111.

El cubano se ha abierto camino al éxito a fuerza de buen boxeo, talento y mucha determinación, lo que demostró esta noche sobre el cuadrilátero neoyorquino.

Ambos boxeadores mostraron mucho destello de genialidad, dejando el asiático mucho que desear mientras que el antillano demostró sus habilidades y el porqué fue uno de los los boxeadores más condecorados en la historia del boxeo amateur, además de haber logrado el título con solo nueve peleas profesionales.

"Nonito es un gran campeón y lo respeto mucho, pero yo sabía que yo estaba bien preparado para esta pelea y ahora estoy listo para pelear con cualquiera, sólo tienen que darme pelea", señaló por su parte Rigondeaux después del combate.

El primer asalto fue de mucho estudio con cierta ventaja para el cubano con su rápido recto de zurda.

Los tres primeros asaltos fueron del cubano, quien demostró una excelente defensa y supo manipular a su antojo a Nonito.

En el cuarto, Nonito levantó presión pero todavía parecía que el cubano dominaba con sus rápidas combinaciones.

Posteriormente, el filipino se dio cuenta que el cubano era superior en todos los aspectos del combate y a partir del sexto asalto se vio algo desesperado. En ese capítulo, Rigondeaux conectó un zurdazo que estremeció al asiático.

En el octavo, el cubano se mostró un poco apático en su desempeño y el público comenzó a pedir acción, aunque las tarjetas mostraban todavía la ventaja del antillano.

Empero, la esquina le recordó a Rigondeaux que peleara para él y no para el público, como sugiriéndole que mantuviera y se olvidara de lo que el respetable le pedía.

En el noveno, el filipino sorprendió al cubano con una derecha y le propinó un conteo, pero la ventaja en general seguía siendo amplia para Rigondeaux.

Los asaltos 11 y 12 fueron plenamente del cubano, quien con un potente zurdazo en el último capítulo le inflamó totalmente el ojo derecho al filipino, quien ha sido campeón en tres categorías diferentes.

Donaire ha demostrado su clase y venía de despojar de sus fajas mundiales gallos y supergallos de gran calibre como los mexicanos Jorge Arce y Fernando Montiel, el puertorriqueño Wilfredo Vázquez jr, el japonés Toshiaki Nishioka y el armenio Vic Darchinyan.

La mayoría de los expertos daban favorito a Donaire en razón a su mayor experiencia profesional, su tremenda pegada y el hecho de estar más acostumbrado a lidiar con la presión mediática que implica una pelea titular.

Empero, Rigondeaux y su entrenador cubano Pedro Luis Díaz piensan que en la balanza del cuadrilátero la suerte se inclinaría por el mejor preparado, el más inteligente, y el más decidido, y no siempre por el más famoso, y así quedó demostrado.

El cubano, que por su estilo depredador sobre el encordado ha sido bautizado con el mote de 'El Chacal', ratificó con creces su apodo.

Fuente: AFP.

No hay comentarios: