domingo, 20 de enero de 2013

Polémico empate

bura-1bf80ddc37bb6499d7af313e673cea8b.jpg
Román ‘Rocky Martínez (26-1-2, 16 Ko’s) conservó el título superpluma de la Organización Mundial de Boxeo al sacar un polémico empate ante el mexicano Juan Carlos Burgos (30-1-1, 20 Ko’s) en el Madison Square Garden de Nueva York.

Burgos hizo la pelea, conectó los mejores golpes, hizo ver su suerte a Martínez, sin embargo, los jueces volvieron a ser protagonistas al dar un empate ante el reproche de la gente.

Burgos se adueñó de las acciones desde el primer campanazo, no dejó que el campeón se acomodara en el cuadrilátero. En el tercer round logró conectar un buen uppercut que cimbró todo el esqueleto de Martínez, el mexicano dominaba la pelea.

El campeón no le encontraba la forma de salir del laberinto que le había planteado el mexicano, el boricua se veía muy mal, no encontraba la distancia exacta para alcanzar a su enemigo, mientras que el retador se veía cómodo arriba del ring, tiraba combinaciones precisas que hacían daño al boricua.

En el sexto capítulo los dos boxeadores salieron a soltar cañonazos por todos lados, el mexicano metía bien el uppercut a la cara de Martínez, quien respondía con volados de derecha, Burgos empezó a caminar por el ring y se volvió un blanco difícil para ‘Rocky’, quien por momentos se veía desesperado al no poder encontrar al retador.

Martínez se vio bien en el octavo asalto, se fue encima de Burgos, lo presionó por todo el cuadrilátero y sacó los mejores dividendos, el mexicano se veía tranquilo a pesar del acoso de su enemigo, nunca perdió la cabeza y siguió con su plan de pelea.

‘Rocky’ dominó el octavo y noveno episodio, pero en el décimo sintió el poder de Burgos, quien trabajó a la perfección la zona media de su enemigo, el mexicano boxeaba bien, metía las manos y después salía, Martínez pedía más castigo, lo recibió, el mexicano tomó nuevamente el timón del combate.

Para el último asalto, los dos púgiles salieron a darlo todo, Burgos era más preciso, sus golpes hacían más daño, sin embargo, Martínez iba para adelante, no quería dejar el título tan fácil, el mexicano conectó buenos golpes al cuerpo. En los últimos diez segundos se enfrascaron en el intercambio de golpes, los dos boxeadores alzaron las manos cuando la campana sonó.

Los jueces dieron 117-111 Burgos, 116-112 Martínez y 114-114 empate, por lo cual Román Martínez retuvo el cinturón superpluma de la OMB ante el descontento del público.

Fuente: Univisión.

No hay comentarios: