jueves, 31 de enero de 2013

Carrasco-Vallejos, en Caseros




Boxeo agresivo y de salvaje definición ante técnica depurada y veloces movimientos se anticipa cuando el campeón latino welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y el Consejo Mundial de Boxeo (WBC), el mendocino Gumersindo “Gúmer” Carrasco, se enfrente al ascendente bonaerense Elías “Leo” Vallejos, ante quien expondrá por primera ocasión su corona WBC, en lo que será el combate estelar de la velada que se desarrollará esta sábado, 2 de febrero, en el Centro Deportivo Municipal (Ce.De.M.) Nº 2 de Caseros, sito en Alberdi 5040, Caseros, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, que será transmitida en vivo a través de TyC Sports a partir de las 23, para Argentina y toda América.

Luego del único revés de su carrera, "Gúmer" (17-1-0-1 sd, 14 KOs) se recuperó en forma contundente el pasado 27 de octubre al liquidar en menos de dos minutos al experimentado pergaminense Daniel Dorrego en Maipú, Mendoza, que le significó alzarse con el cinturón latino welter WBC. Pero si procura realizar la primera defensa exitosa, deberá estar en sus mejores condiciones para superar a exigente adversario como Vallejos (12-1-1, 3 KOs), que amparado en su fina técnica y velocidad, silenciosamente ha ido sumando importantes triunfos para situarse entre lo más destacado a nivel nacional en la división y al igual que el mendocino, buscar dar el salto definitivo para consolidarse a gran escala. Por eso, en lo que se plantea como un choque de estilos, para ambos llegó la hora de demostrar.

Tras haber resignado su invicto en su debut en el extranjero al caer en cuatro asaltos ante el inglés Lee Purdy, el también apodado "Pitbull", que figura N° 3 del ranking argentino superligero, buscará hacer pesar toda su potencia. Contrario al típico estilo mendocino, el nacido en el barrio La Favorita de la ciudad de Mendoza hace 26 años,muestra la espectacularidad de su estilo sumamente agresivo y de salvaje pegada ni bien suena la campana, que atrae propios y extraños. Ex representante de la selección argentina amateur, luego de ostentar el cetro mundo hispano superligero del WBC, y de superar en una verdadera batalla al juninense Juan Manuel Bonanni, se deshizo en menos de dos rounds del brasileño Daniel Souza Santos, para así alzarse con el título latino welter FIB, el 13 de agosto de 2011 en Las Heras, Mendoza. Y tras defenderlo el pasado 11 de febrero en un amplio fallo unánime sobre el boliviano Franklin Mamani, dejó su condición de imbatido en Muswell Hill, Londres, el 8 de septiembre. Consciente de haber combatido por debajo de su nivel, regresó rápidamente a los entrenamientos para mostrar que un tropezón no es caída, y tuvo su premio al destruir a Dorrego para sumar un nuevo cinturón. Ahora, buscará volver a descargar toda su furia en pos de una contundente victoria que lo vuelva a colocar en los primeros lugares de los principales rankings mundiales para, de una vez por todas, terminar de revalidad lo que se espera de él.
 
Pero para ello deberá superar un Vallejos que se presenta como uno de los escollos más duros de su carrera. El nacido en Avellaneda hace 24 años pero radicado en Quilmes, sabe lo que son de desafíos y viene dejándolo en claro hace tiempo. Tras vencer fuera de casa a Julio César Ruiz en General Villegas y conseguir uno de sus más salientes triunfos al noquear técnicamente en seis vueltas al rionegrino Nelson Pilotti el pasado 25 de agosto en City Bell, Buenos Aires, repitió la faena el 29 de septiembre cuando detuvo en seis capítulos al azuleño Pablo Olivetto en el mismo escenario de Caseros, en lo que fue su última actuación. Dueño una marcada técnica, rapidez de desplazamientos y precisión en sus envíos, "Leo", actual N° 9 del escalafón argentino welter, lejos está de amedrentarse. Más allá del nombre que tendrá enfrente, necesita una nueva victoria en su estreno como fondista, que significaría el mayor éxito de su carrera y la conquista de su primer cinturón, para así saltar al plano internacional.

En un interesante combate de semifondo, el ex campeón latino mosca interino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el bonaerense Carlos“Tortita” Farías (12-5-1, 1 KO), se enfrentará al dominicano radicado en la ciudad de Buenos Aires, Diego “La Pantera” Pichardo Liriano (7-3, 3 KOs), en un enfrentamiento enmarcado en la división supermosca y a la distancia de seis asaltos.


Farías, que obtuviera su cetro latino como visitante el 2 de abril de 2011 al dar cuenta del local Genilson De Jesús Santos, por nocaut técnico en el undécimo capítulo, en Cubatao, Sao Paulo, Brasil, y que doblegara al rionegrino Sebastián Ferreyra el 6 de agosto de 2011, luego sufrió dos traspiés. El primero el 6 de agosto de 2011 al caer en un round frente al ex retador mundialista mexicano José Salgado, en Navojoa, Sonora, México. Pero en el segundo, el pasado 29 de septiembre, exigió por doce episodios al tucumano Carlos Darío "Bad Boy" Ruiz a quien no logró destronar del mismo cinturón latino mosca interino OMB, en Caseros, en lo que fue su última presentación. Por eso, el actual N° 4 del ranking argentino mosca irá por su recuperación ante un exigente adversario que busca el mismo fin. Es que Pichardo, luego de un promisorio arranque en el que se deshizo de cuanto escollo tuvo enfrente con su línea técnica y velocidad, alternó buenas y malas. Llega de dos reveses en fila incluyendo su debut fuera de Argentina el pasado 14 de diciembre cuando fue detenido en cinco vueltas por el chileno Liner Huaman en Santiago de Chile, en lo que fue su última actuación. Por eso, también precisa una victoria que reencause su carrera.
 
Fuente: Argentina Boxing Promotions.
 
Fotos: Diario Uno y Ramón Cairo.

No hay comentarios: