domingo, 9 de diciembre de 2012

La cuarta fue la vencida



Juan Manuel Márquez no tuvo necesidad de impresionar a los jueces, ni el árbitro de contar 10.

El púgil mexicano se encargó el sábado de todo con una derecha explosiva que dejó a Manny Pacquiao desvencijado con el rostro en la lona y con su asombrosa carrera en duda en la cuarta pelea de una de las sagas más emocionantes en la historia del boxeo.

Sin ganar una decisión en las tres peleas anteriores entre ambos, Márquez venció a la antigua con un poderoso golpe de derecha que derribó a Pacquiao por segunda vez en la pelea. La segunda fue definitiva, a los 2:59 minutos del sexto asalto.

El árbitro Kenny Bayless ni se molestó en contar, mientras Márquez celebraba saltando con las manos en alto y la esposa de Pacquiao rompía en llanto cerca del cuadrilátero.

"Lancé un golpe perfecto", afirmó Márquez. "Sabía que Manny podía noquearme en cualquier momento".

El nocaut fulminante fue un final sensacional a una pelea emocionante, la cuarta en los últimos ocho años entre ambos boxeadores. También podría ser el fin de la carrera del filipino, aunque después de perder dijo en el cuadrilátero que le gustaría pelear por quinta vez con Márquez.

Pacquiao fue derribado en el tercer episodio, pero respondió tirando a Márquez en el quinto, y los dos intercambiaron duros golpes en el sexto hasta que el mexicano puso fuera de combate al filipino que terminó boca abajo en la lona.

Pacquiao permaneció en la lona unos dos minutos hasta que su equipo lo levantó, mientras Márquez festejaba y los espectadores que atestaron el MGM estallaban en exclamaciones.

Luego de ser llevado a su esquina, Pacquiao se sentó en el banco, se limpió la nariz y estuvo con expresión ausente mientras sus ayudantes le quitaban los guantes. Más tarde, fue llevado a un hospital para un estudio de precaución.

Márquez había prometido derrotar por fin a Pacquiao luego de perder dos reñidas peleas y empatar la primera. Pero después de que Pacquiao lo derribó en el quinto y lo tundió con la mano izquierda, parecía que sería la noche del filipino.

En el sexto episodio, el ritmo fue incesante. Los dos intercambiaron fuertes golpes cuando se pronto hacia el final del asalto Márquez soltó un golpe de derecha que se estrelló en la mandíbula de Pacquiao, quien se desplomó y quedó desvencijado en la lona.

Esta fue la segunda derrota consecutiva de Pacquiao, quien perdió por decisión ante Timothy Bradley en junio. Entonces dijo que estaba dispuesto a recuperar su prominencia en el cuadrilátero.

Pacquiao, que ganó más de 20 millones de dólares por la pelea, iba adelante 47-46 en las tarjetas de los tres jueces después del quinto episodio.

No hubo título de por medio en el combate en las 147 libras (66,7 kilos), pero eso no impidió que los 16.349 espectadores colmaran la Grand Arena del MGM ni que lanzaran exclamaciones al unísono desde la primera campanada.

La intensidad del combate fue evidente en los 94 golpes que acertó Pacquiao en 256 intentos, contra los 52 entre 246 de Márquez.

El tremendo nocaut fue la primera derrota inequívoca de Pacquiao en siete años. El revés ante Bradley fue considerado no del todo convincente por observadores.

Márquez mejoró su palmarés a 55-6-1 con 40 nocauts, mientras el registro de Pacquiao disminuyó a 54-5-2.

El promotor Bob Arum dijo de inmediato que podría considerar una quinta pelea, y Pacquiao, todavía aturdido, pareció coincidir.

"¿Por qué no?", contestó.

_Miguel ‘Títere’ Vázquez (33-3, 13 Ko’s) retuvo sin problemas el título lígero de la Federación Mundial de Boxeo al derrotar por amplia decisión unánime a Mercito Gesta ( 32-1-1, 14 Ko’s) en el MGM Grand de Las Vegas.

Vázquez y Gesta comenzaron con el clásico round de estudio, los dos púgiles fueron muy precavidos, hasta llegar al punto de ser abucheados por el público.

En el segundo asalto, Mercito buscaba que la pelea entrara en el intercambio de golpes, pero Vázquez era muy inteligente, caminaba para atrás y lo contragolpeaba bien., metía combinaciones a dos manos, Gesta estaba muy parado, quería cazar al campeón con un solo martillazo.

El ‘Títere’ era muy inteligente en el tercer episodio, pensaba bien todos sus movimientos, conecto un buen derechazo a la cara de Gesta, quien se detuvo, bajó los brazos y pidió más castigo al monarca, pero Vázquez no caía en la trampa y seguía en su plan de pelea.

En el cuarto rollo, Mercito insistía en retar a Vázquez al quedarse parado y bajar las manos, el mexicano estaba muy concentrado en su pelea, entrar y salir, caminar para atrás y contestar con ráfagas poderosas.

La pelea no cambiaba, Gesta buscaba un solo golpe que acabará con Vázquez, mientras que el mexicano boxeaba, era más técnico y pensante a la hora de atacar y defenderse, hasta el sexto rounds, todo era para el monarca.

El combate cayó en un hoyo, ninguno de los dos púgiles cambiaba de estrategia, el silencio en el MGM Grand era para llamar la atención, los aficionados se aburrían, chiflaban y exigían más acción.

La contienda llegó a los 12 rounds, sin pena ni gloria, la gente quedó insatisfecha y la decisión recayó en los jueces.

Miguel ‘Títere’ Vázquez se llevó el triunfo por decisión unánime 117-111, 119-109 y 118-110.

_El dominicano Javier Fortuna mantuvo su invicto, conquistó el título interino pluma de la AMB y acabó con la imbatibilidad de Patrick Hyland a quien venció por decisión unánime en 12 asaltos en una pelea realizada en Las Vegas, Nevada.

Fortuna (21-0, 15 KOs) mostró mejor boxeo para dominar sin problemas a Patrick Hyland (27-1, 12 KOs) en una pelea marrullera, e incluso al final intercambiaron golpes después de la campana.

Fortuna visitó la lona en el noveno producto de los empujones y el réferi no contó la caída.

Las tarjetas fueron todas a favor de Fortuna con sumas de 118-110, 115-113 y 116-112.

_El cubano Yuriorkis Gamboa venció este sábado en Las Vegas por votación unánime al filipino Michael Farenas y se alzó con el título vacante de los ligerojunior de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

En pelea semiestelar el cubano Gamboa (22-0 y 16 KOs) derrotó al filipino Farenas (33-4-4 y 25 KOs) para mantener su ivicto luego de 15 meses inactivo.

La pelea de semifondo fue de respaldo al cuarto combate entre el filipino Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez.

El cubano salió dispuesto a recuperar el tiempo perdido después de su ausencia de los cuadriláteros y en los tres primeros asaltos le dio un recital de boxeo al filipino, al propinarle un conteo en el segundo tras una efectiva combinación de izquierda y derecha.

En el cuarto, el asiático sacó una ligera ventaja sobre el antillano con efectivos zurdazos, que pusieron a pensar al cubano.

En el séptimo, Gamboa salió agresivamente otra vez y le propinó otro conteo de protección al filipino, aunque terminó un poco más agotado.

El noveno fue muy bueno para Gamboa con varias combianciones, que asimiló muy bien el asiático, hasta que este último, con un zurdazo, le propinó un conteo de protección al antillano.
Al terminar, el filipino tenía un corte encima del ojo izquierdo y ambos ojos hinchados.

Fuentes: AP y Univisión.

No hay comentarios: