miércoles, 19 de diciembre de 2012

Brillante

El boxeador Sergio Maravilla Martínez tuvo su año dorado, perfecto, inolvidable y coronado anoche con el Olimpia de Oro al mejor deportista argentino del 2012. El gran protagonista de la pelea que recorrió el mundo este año le ganó la pulseada al taekwondista Sebastián Crismanich y al rosarino Lionel Messi, los otros dos grandes candidatos a quedarse con el galardón que entrega el Círculo de Periodistas Deportivos.
 
En la ceremonia que se llevó a cabo en La Rural de Buenos Aires el quilmeño que hizo emocionar a todos con su victoria por el título mundial CMB de los medianos ante el mexicano Julio César Chávez Junior en Las Vegas volvió a ser el centro de atracción.
 
Maravilla protagonizó un combate histórico que le hizo ganar ayer la terna de plata por sobre Lucas Matthysse y Omar Nárvez y luego la estatuilla de oro.

No hay comentarios: