domingo, 15 de julio de 2012

Exhibición


El zurdo estilista chaqueño, César René “El distinto” Cuenca (43-0-0, 2 sd, 1 KO y 63,150 kg), 7º en el ranking mundial OMB de los súper ligeros, derrotó por puntos –en fallo unánime tras 12 asaltos- al ascendente pegador diestro Claudio Alfredo “El pumita” Olmedo (26-4-0, 1 sd, 25 KO y 63,300 kg), actual campeón argentino, campeón sudamericano interino, campeón Latino OMB y clasificado 8º en dicho organismo, correspondiente a la pelea estelar del show que se desarrolló el sábado 14 de julio en el Salón de Bomberos Voluntarios de la ciudad de General Villegas, provincia de Buenos Aires, República Argentina, en una nueva producción de la empresa O. R. Promotions en asociación con la Comisión de Boxeo Villeguense, en el marco de una nueva velada del ciclo “Boxeo de Primera” que transmite el canal de cable TyC Sports.

Con el arbitraje de Hernán Guajardo (correcto), los miembros del jurado fallaron de la siguiente manera: Luis Romio 118-111 – Luis Doffi 114-113 – Jorge Millicay 114-112– Supervisor: Jorge Molina. Para nuestra página, Cuenca ganó por 118 a 109 en una exhibición de boxeo profesional.

Desde el mismo inicio de las acciones, Cuenca –como escribíamos en la previa- impuso su movilidad, velocidad y precisión, girando siempre sobre la mano izquierda de su oponente, conectando varios uno-dos sobre el rostro del villeguense, que lucía lento e irresoluto.

Cuenca ganó los dos primeros capítulos y en el 3º, una derecha del chaqueño, hizo tambalear al local, desatando un vendaval de golpes al rostro y al cuerpo, ganándole el asalto por dos puntos.

Sobre el final del 4º giro, Olmedo conectó dos derechas que hicieron estremecer al imbatido chaqueño, aunque fueron sólo 20 segundos de trabajo, aunque quizás le alcanzara para quedarse con el round.

En el 5º, Cuenca retomó el control de las acciones con su inigualable trabajo de derecha en punta como apertura y precisos ganchos de la misma mano que impactaban de lleno sobre Olmedo, que seguía impreciso hasta el hartazgo.

Cuenca volvió a ganar en el 6º con la misma imagen, perdiéndole el respeto al noqueador y hasta cambiando algún golpe, un hecho impensado en la previa. Monólogo de Cuenca en el 7º, ya con pasajes de “paseo”, demostrando una excelente preparación atlética.

Lo mismo para el 8º giro, mientras Olmedo arrojaba por cuarta vez el protector bucal, hecho que mereció el correcto descuento de un punto para el local.

Mismo repertorio para el 9º giro, más dominio, más velocidad y más precisión para el chaqueño, que a esta altura daba una exhibición de boxeo. Olmedo se mostraba falto de ideas, lanzándose peligrosamente con la cabeza como tercer puño, en una clara alusión a su desconcierto.

En el 10 º, Cuenca ya hasta terminaba dominando sobre el centro del ring, aprovechando el quedo físico del noqueador frustrado.

En el 11º, Olmedo logró conectar tres manos, pero que no hicieron demasiada mella sobre el invicto, por lo que consideramos que no le alcanzó para ganar la vuelta, ya que el chaqueño dominó el asalto, con un poco menos de movilidad. Olmedo ganó el último, más que nada por el agotamiento de Cuenca que por sus propias virtudes.

Resumiendo, Cuenca manejó la pelea, la distancia, los tiempos, el ritmo y dejó al ascendente noqueador con una imagen opaca, que hará mella en su carrera sin lugar a dudas.

Pero eso será tema de un editorial próximo, en donde explayaremos con lujo de detalles cómo se llega a un combate para Olmedo ante un oponente que no es el ideal para este tramo de carrera.

Salud Cuenca, merecida victoria, sin atenuantes, a pesar del fallo casi escandaloso de dos de los jueces.

Fuente: Edgardo Rosani.

No hay comentarios: