martes, 15 de mayo de 2012

Novedades sobre la visita del presidente de la AIBA a nuestro país

La FAB es la primera Federación en el mundo que obtiene una franquicia para ser sede de la WSB (Serie Mundial de Boxeo), libre de impuestos y pagos de ninguna índole por 6 años.
Hay tres novedades:
1) La firma del contrato con la FAB como sede de la WSB (Serie Mundial de Boxeo) a partir de noviembre. El equipo argentino lo compondrán todos púgiles nacionales, salvo que haya algunas vacantes que no puedan llenarse con los de acá.
2) Los cambios que se generarán en el amateurismo a partir de los próximos JJ OO de Brasil 2016, en donde desaparecerán los cabezales, se achicarán los guantes, tal vez hasta se saquen las camisetas y peleen en torso desnudo, y se permitirá la participación de profesionales.
3) La futura creación de la APB (Asociación Profesional de Boxeo) a partir de 2013, en donde intervendrán púgiles del área AIBA, es decir, del boxeo amateur/olímpico, como de la WSB. No está claro aún si puede intervenir alguien que haya estado afuera de estos terrenos pero que deseen participar –mientras alguien les vea nivel- siempre y cuando no hayan estado en ningún organismo internacional, claro. Firmarán contrato con las Federaciones (al parecer buen dinero) y pelearán como profesionales (además se les pagará por pelea y un sueldo mensual), hasta llegar a integrar un ranking mundial en cada categoría (las 10 del amateurismo).
Quienes terminen siendo campeones de cada categoría de la APB son quienes podrán participar en un JJ OO, siempre y cuando no tengan más de 2 años de antigüedad como rentados, ni más de 15 peleas efectuadas en dicho campo.
Para ello se formarán tres campos:

a) Nacional, manejada por cada Federación (en América habrá 6 sedes: Argentina, Brasil, Colombia, México, USA y Canadá), donde participarán púgiles de todo el continente.

b) Continental.

c) Mundial.

Estos dos últimos, manejados por la AIBA, directamente.
Primero se formarán los ránkings nacionales y mundiales (cada Federación hará el suyo a su criterio, por el nivel de los púgiles y su participación olímpica). La AIBA hará el mundial, en donde se tendrá en cuenta a los campeones de la WSB, las participaciones en los JJ OO, e incluso topes entre ellos para dirimir posiciones del 1º al 12º.
A medida que los nacionales se vayan enfrentando entre sí, quienes lleguen al Nº 1 en cada una de las sedes, ascenderá al terreno continental. Así hasta llenarlo y constituir un campeón en cada continente, que luego se enfrentarán entre sí. Los ganadores subirán al 4º puesto del terreno mundial.
El mecanismo de peleas y ascensos -una vez confeccionados los ránkings-, es enfrentar al 1º contra el 4º y al 2º con el 3º. El 5º con el 8º y el 6º con el 7º. El 9º con el 12º y el 10º con el 11º. Así se irá ascendiendo y descendiendo.
Éste último punto es el más revolucionario, no sólo por el sistema, sino porque además de permitir la invasión al amateurismo, rompe con los promotores, ya que todo será manejado a nivel federativo e institucional.

No hay comentarios: