domingo, 20 de mayo de 2012

Noche en Villegas

El bonaerense Claudio Olmedo (63,200 kilos) retuvo el título superligero latimo OMB al noquear en el primer round al colombiano Likar Ramos (63,500).

Olmedo se impuso sin la menor dificultad con sus vecimos como testigos en el gimnasio del Cuartel de Bomberos Voluntarios de la ciudad bonaerense de General Villegas.

Un gancho al hígado alarmó al oriundo de Barranquilla, pero poco después un segundo impactacto con el mismo dibujo, aunque más preciso, dejó al pugilista visitante totalmente vencido sobre el tapiz.

El nacido en Lanús, a los 26 años, pasó a disponer de un récord compuesto por 26 victorias, 25 de las cuales las logró en forma precipitada, y tres reveses. Estos números le permiten figurar a la expectativa en el ranking mundial de la OMB, la CMB y la FIB.
La formoseña Marcela "La Tigresa" Acuña, pionera del boxeo femenino argentino y campeona emérita del Consejo, reapareció tras casi dos años de inactividad y venció a la mexicana María Elena Villalobos por puntos, tras diez rounds, en un fallo unánime.
A los 35 años, "La Tigresa" demostró que aún tiene mucho para darle al boxeo y se impuso por 98-90, 99-89 y 96-91.
La revancha entre supergallos fue la atracción principal de la velada que se desarrolló en el cuartel de Bomberos Voluntarios de General Villegas, en la Provincia de Buenos Aires.
Al igual que había pasado el 10 de abril de 2010 en Caseros, prevaleció la mayor inteligencia, técnica y precisión de la anfitriona por encima de la fuerza y resistencia de la guerrera azteca.
Poco después de aquel duelo Acuña había abandonado el pugilismo para dedicarse de lleno a la política, pero decidió regresar en el auge de la disciplina que impulsó años atrás, dando lugar a más de una decena de campeonas mundiales argentinas.
La medianoche del sábado empezó de la mejor manera para "La Tigresa", ya que en el primer cruce tiró a su dura rival con un derechazo recto aplicado al mentón, pero en la octava vuelta sufrió una caída luego de haber recibido un golpe tremendo en la zona hepática.

A partir de entonces la formoseña supo enfriar la reyerta para alcanzar la distancia pactada, pero se trató de un buen retorno a pesar de que le faltó cambio de ritmo.
Por lo pronto, acumuló tras imponerse a una adversaria de cuidado 36 victorias, 17 de ellas por nocaut, y cinco reveses.
Villalobos, por su parte, totaliza 12 peleas ganadas, cinco por la vía rápida, siete perdidas y una empatada.

No hay comentarios: