domingo, 6 de mayo de 2012

Money y Canelo, sin noquear

Fotos: Terra. 
Fuente: AFP.

El estadounidense Floyd Mayweather mantuvo su condición de invicto al derrotar por decisión unánime en 12 asaltos al puertorriqueño Miguel Cotto, arrebatándole la faja de campeón superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en la noche del sábado en Las Vegas (Nevada).

Mayweather, que conquistó su sexto título mundial en igual número de divisiones, tiene ahora un récord de 43-0, con 28 triunfos por nocáut, mientras que Cotto encajó su tercera derrota en 40 combates, 30 de ellos ganados antes del límite.

Con una velocidad de manos impresionante y excelente condición física, el 'Money' Mayweather se llevó las tres tarjetas de los jueces, dos con un veredicto de 117-111 y una de 118-110.

El pleito fue emotivo de campana a campana, con pasajes de intercambios donde ambos cruzaron pegadas, aunque en el último asalto, el norteamericano estuvo a un punto de derribar a Cotto con dos sólidos derechazos a la cara.

"Cuando se trata de un (programa) pague por ver y la gente está pagando para verte, tienes que darle excitación a los fanáticos", dijo Mayweather encima del encordado. "Miguel Cotto fue un fuerte competidor", destacó. Dio la impresión de que Mayweather no quiso liquidar a Cotto en ese último acto, como una muestra de agradecimiento a un adversario que trató con más respeto en toda la promoción previa a la pelea que a sus anteriores víctimas.

Según los promotores del pleito, Mayweather se embolsó por esta pelea unos 30 millones de dólares más alrededor de otros 15 por la venta del pago de la televisión, mientras Cotto se lleva un cheque de 6 millones de dólares.

El 'Money' Mayweather debe ingresar en la cárcel el 1 de junio para cumplir un pena de tres meses por violencia doméstica. "Uno tiene que afrontar ciertos obstáculos en la vida, pero aceptaré ésto (la cárcel) como un hombre", dijo el púgil norteamericano, que cobró a razón de 1,25 millones de dólares por minuto de pelea.

El pleito se desenvolvió de acuerdo con los patrones de ambos boxeadores y estuvo parejo en su primer cuarto, con intercambios que levantaron de sus asientos a una asistencia dividida entre los dos bandos.

En el sexto asalto, Cotto soltó un derechazo recto que se estrelló en la cara de Mayweather, provocando que desde entonces el retador peleara con un hilo de sangre en la nariz y le obligara a respirar por la boca.

Después de otro furioso intercambio en el décimo, donde el boricua sacó la mejor parte al principio, el 'Money' terminó el asalto conectando tres veces su jab a la cara del campeón, para llevarse el tramo.

A estas alturas, el pleito pintaba para un empate en las tarjetas, pero Mayweather se encargó de marcar la diferencia con dos últimos asaltos demoledores, en los que estremeció y puso a tambalear a Cotto en dos ocasiones.

"Hice mi mejor pelea. No creo que el veredicto haya sido tan distanciado. Era más apretado, pero fue una gran pelea", declaró Cotto al bajar del ring.

Según Mayweather, sus intenciones en el futuro son conseguir la esperada pelea con el astro filipino Manny Pacquiao. "La pelea que estoy buscando es contra Manny Pacquiao. Creo que no se ha podido dar a causa de (el promotor) Bob Arum", apuntó Mayweather, quien puso como exigencia previa a este pleito que el filipino se hiciera una prueba de dopaje, algo a lo que Pacquiao se ha negado. "Cotto no tuvo problema en hacer la prueba. Si usted es el mejor, haga la prueba. Démosle a los fanáticos lo que quieren ver", puntualizó Mayweather.


Con un combate bien manejado y a pesar de sufrir un corte en la ceja izquierda, Saúl 'Canelo Álvarez retiene el título Superwelter del CMB al vencer por decisión unánime a Shane Mosley.

Los que esperaban un combate más cerrado, y algunos con pronóstico de victoria para Mosley, se fueron defraudados ante la evidente superioridad de  Álvarez, quien se llevó las tres tarjetas oficiales, dos con marcadores de  119-109 y otra 118-110.

El pleito sirvió de respaldo al combate entre el puertorriqueño Miguel Cotto y el estadounidense Floyd Mayweather, por la corona superwelter del  primero, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Alvarez se mantiene imbatible en 41 combates, con 40 triunfos (29 de ellos  por nocáut), y un empate, mientras Mosley deja su récord en 46-8-1, con 30 kos.

Mosley, de 40 años, encontró en Alvarez, 19 años más joven, horma de sus zapatos, pues antes de este pleito había doblegado a los 21 púgiles mexicanos  con que se enfrentó.

"Fue una gran experiencia para mí esta pelea, y le agradezco a la gente mexicana el apoyo", declaró el chico de Jalisco, apodado el 'Canelo' por el  color rojizo de su pelo.

Desde el tercer asalto, Álvarez peleó con un corte en la ceja izquierda, que le estuvo sangrando el resto del combate, aunque su esquina hizo un buen  trabajo para minimizar los daños.

Con mayor rapidez de manos y piernas, y relampagueantes combinaciones, el mexicano dominó a su antojo a un rival que ya tenía más de 40 peleas  profesioanles cuando él debutó en el profesionalismo, en octubre de 2005.

Luego de un primer asalto de tanteo, Álvarez soltó mejor las manos en el siguiente cuadro al combinar bien sus ganchos con un jab supersónico, para  sacar ligera ventaja ante su experimentado rival.

En el tercero, un cabezazo accidental de Mosley provocó la herida en el arco supercilial izquierdo, sobre el que Mosley trató de trabajar con su jab,  pero no con mucha fortuna debido a los movimientos de cintura de Álvarez.

Un recto de derecha que echó hacia trás la cabeza de Mosley en el cuarto round sacó un rugido al público, que en su inmensa mayoría mexicano apoyaba al  chico de Jalisco.

A la altura del quinto cuadro se vio a un Mosley frustrado porque sus golpes no encontraban el objetivo, dada la rapidez de desplazamiento del  mexicano, quien de su parte contragolpeaba mejor en los intercambios, desembarcando tortazos desde todos los ángulos.

El norteamericano comenzó a acusar la pegada de Álvarez, y desde el sexto asalto peleó con el ojo izquierdo casi cerrado.

Mosley tomó un segundo aire y se vio mejor en el octavo asalto, cuando Canelo bajó el tren de pelea, permitiendo incluso que en un intercambio contra  las cuerdas el estadounidense le tomara la cabeza de pera de golpeo.

El boxeador de Jalisco mostró aguante pues salió del lance en control de  las acciones, replicando con un potente 'upper' al rostro.

En el décimo, Canelo frenó en seco el entusiasmo de Mosley al conectarle un fuerte gancho al estómago, que obligó al veterano a dar un paso atrás para  tomar aire y capear lo mejor posible el vendaval que amenazaba con desmantelarle la arboladura.

De ahí en adelante, Álvarez caminó los seis minutos restantes con el aplomo de un veterano, demostrando estar listo para empeños mayores.

"Con la experiencia que agarré en esta pelea puedo pelear con cualquier, Mayweather, Cotto (Manny) Pacquio, el que venga", declaró la nueva estrella del  boxeo mexicano.

No hay comentarios: