miércoles, 18 de enero de 2012

Con las valijas listas



El boxeador tucumano Carlos Rubén Darío Ruiz finalizó su preparación de manera exitosa y se encuentra listo para desembarcar en México, más precisamente en la ciudad de Jilotepec, la cual será el escenario de la pelea contra el boxeador Luis Ceja poseedor de un temible record de 20-1-3, quien expondrá su título Fecarbox - categoría minimosca del C.M.B.

El tucumano tendrá cuatro días para acostumbrarse a la altura, debido que la ciudad mexicana donde está prevista la contienda se encuentra a más de 2.500 mts sobre el nivel del mar.

Las adversidades para el tucumano son varias: pelear con un boxeador campeón de un prestigioso título, posicionado en los 4 organismos más reconocidos del mundo, en su país, ante su gente, y con la asfixiante altura, pareciera demasiado, pero es justo allí donde radica la confianza de este aguerrido tucumano, quien se encuentra acostumbrado a estos retos y adversidades ya que ganó su titulo latino O.M.B, nada menos que al actual campeón argentino y sudamericano por KO, en su provincia, ante un público hostil que alentaba a su rival.

El resultado entre el tucumano y mexicano es incierto, de un signo de pregunta abierto, nadie se arriesga a dar o vaticinar un resultado ni los mexicanos.

En las apuestas Luis “EL GALLO” Ceja, adelanta a Darío “BAD BOY” Ruiz por un escaso margen de 2 a 1.

Es bueno recalcar lo del tucumano, quien terminó su carrera amateur con más de 35 combates invictos, que en el campo rentado todavía no conoce la derrota, que jamás siquiera fue derribado por un rival.

Darío Ruiz o “Bad Boy” como se lo conoce en el boxeo por su conflictiva niñez y adolescencia, hoy abocado al gym al 100%, espera salir airoso de este compromiso para alegría de todos los argentinos y especialmente tucumanos y convertirse en campeón regional de 2 de los organismos más relevantes del mundo con posibilidades inmensas de combatir por un título del mundo en este año.

Sabemos de la capacidad técnica y boxística del tucumano, sabemos que quien quiera ganarle tendrá que hacer más que un simple esfuerzo, porque este boxeador posee algo que no se observa a menudo: “Hambre de victoria”.

Darío Ruiz junto a su promotor Sergio Alarcón, estarán viajando mañana martes a las 16 desde el aeropuerto Benjamín Matienzo, hasta el aeropuerto J. Newbery y de allí se trasladarán a Ezeiza para abordar el avión con destino a suelo mexicano.

Fuente y foto: Sra Boxing.

No hay comentarios: