domingo, 9 de octubre de 2011

Doblemente interina


Foto: Marcelo Carubín (Diario Uno).

Yésica Marcos ganó el combate en San Martín, retuvo su corona y logró una nueva conquista, al vencer por nocaut técnico a la brasileña Simone Da Silva Duarte, ante 9 mil personas.

De un lado estaba la mendocina Yésica Patricia Marcos; del otro, la brasileña Simone Da Silva Duarte; y en juego las coronas interinas supergallo de la AMB (en poder de la mendocina) y la OMB (vacante). Todo quedó para la boxeadora argentina, que fue demasiado para su rival, que no salió a combatir en el quinto round.

La historia, en principio, se repite. La Yesi (17-0-1, 5 KOs - 55,300 kilos) y la paulista se enfrentaron el 9 de abril del año pasado en el teatro griego Juan Pablo II y no hubo revancha, porque otra vez la pupila de Martín Díaz venció a la de Marco Duarte y se coronó como campeona mundial de las 122 libras, versión Asociación Mundial de Boxeo.

Además de tener otra corona en juego, la noche tuvo algo especial ya que el combate se desarrolló en el flamante y nuevo estadio que lleva el nombre de Gustavo Toro Rodríguez (de San Martín), un atleta especial que perdió la vida a finales de 2006.

La pelea

En una magnífica velada donde la Comuna de General San Martín se vistió de gala para hacer la pre-inauguración de un estadio modelo, el Polideportivo Gustavo Torito Rodríguez, la pugilista local, Yésica Patricia Marcos (55,300 kg) derrotó por nocaut técnico en el quinto asalto - no salió a combatir debido a un fuerte dolor en el antebrazo izquierdo- a la brasileña Simone Da Silva Duarte (55,300), y sumó el cetro vacante de la Organización Mundial de Boxeo, además de retener el título mundial interino de la Asociación Mundial de Boxeo. Cerca de 10.000 personas se dieron cita en el nuevo estadio cubierto, el más grande y moderno de Mendoza.

La sanmartiniana fue la clara dominadora del pleito, y trabajando de menor a mayor, sometió a un intenso castigo a su rival, que sólo apeló a artimañas para tratar de sacar de concentración a Marcos, que fue una máquina implacable de lanzar golpes, desde todos los ángulos.

La brasileña terminó muy maltrecha el cuatro asalto, y no quiso salir al quinto, argumentando un dolor en el antebrazo izquierdo, por lo que al iniciarse el quinto , el árbitro colombiano Uriel Aguilera inició el conteo y declaró el nocaut técnico.

Lo que comenzó como una fiesta, donde lo deportivo trascendió a lo social, y hasta a lo político (estuvieron presentes el gobernador Celso Jaqué y el candidato oficialista Francisco Paco Pérez, además del intendente anfitrión Jorge Omar Giménez), finalizó con una gran celebración, ya que la ídola del Este mendocino, le regaló un gran triunfo a su gente.

Preliminares

En otros resultados, el ascendente tunuyanino Juan Carlos Cano (60,200) fue sorprendido por el probador sanrafaelino radicado en Córdoba Miguel Leonardo Cáceres, que le quitó el invicto tras ocho intensos asaltos. Las tarjetas del fallo mayoritario dieron estos guarismos: Pablo Batagion 76,5 a 76,5; Carlos Aguilera 78 a 75 para Cáceres; y Salvador Núñez 78 a 74, también para Cáceres.

Claudio Rosendo Tapia sacó en tres vueltas al tucumano Domingo Aguirre. El norteño sufrió un durísimo castigo al cuerpo, y cuando el árbitro Javier Luján le realizaba el conteo de parado, el segundo de Aguirre arrojó la toalla y así sentenció el nocaut técnico.

Mucho tuvo que trabajar el lasherino Gabriel Ozán para poder imponerse por puntos al indomable César Reynoso. Las tarjetas lo vieron ganador a la "Cobra" del barrio Municipal así: Carlos Aguilera 39 a 36; Miguel Leiva 39 a 36 y Salvador Núñez 38 a 37.

Fuente: Diario Uno (Mendoza).

No hay comentarios: