miércoles, 12 de octubre de 2011

Frente a frente 2




Fotos: Notifight.

Jonathan Barros, campeón pluma de la AMB, aseguró hoy que la victoria ante el panameño Celestino Caballero por el combate revancha "está asegurada" y que el próximo viernes en el Luna Park, el título "quedará en Argentina".

"La victoria está asegurada, el título va a quedar en Argentina", declaró el mendocino, al tiempo que mostró su alegría por pelear por primera vez como fondista en el Luna Park.

"Estoy muy contento por pelear en la casa del boxeo, no quiero desmerecer los otros lugares, pero esto es distinto", agregó el boxeador en conferencia de prensa.

Barros y Caballero volverán a verse las caras tras la polémica pelea del pasado 2 de julio en la ciudad mendocina de Junín, donde en un fallo dividido los jueces dieron como ganador al argentino.

En aquella ocasión, Barros (33-1-1, 18 KOs) fue declarado vencedor porque los jueces estadounidenses Raúl Caiz y Danny Nelson lo vieron ganar por 114-112 y 116-111, en tanto el puertorriqueño César Ramos falló en favor del panameño por 115-111.

Tras esta polémica, Rogelio Espiño, apoderado de Caballero, presentó un reclamo ante la AMB, entidad que aceptó el pedido y ordenó la revancha.

Barros, de 27 años, admitió que ganó "mucha experiencia" con la pelea anterior y que a la vez "ha crecido bastante" tras la misma, mientras que a su vez no quiso entrar en polémicas tras la decisión de la AMB.

"Acepto y respeto todos los criterios utilizados", reconoció.

Además, desestimó la versión que señalaba que resignó dinero para asegurarse la localía, "no peleo sólo por dinero, mi carrera recién comienza y quiero quedar en la historia", explicó.

Por su parte, el panameño Caballero (34-4, 23 KOs), quien durante la conferencia tuvo un cruce verbal con el promotor Osvaldo Rivero, manifestó que vino a Argentina "a ganar" y deseó que la gente vea "un buen espectáculo".

"No esperaba ese tipo de pelea, fue bastante deslúcida, a mi me gusta pelear, no agarrar", desafió "Pelenchín", quien añadió que "en la primer pelea fui merecedor de la victoria, lo tiré tres veces y una no me la contabilizaron".

En el acto realizado en el salón Lavalle del mítico estadio, además estuvieron presentes Daniel Livera, coordinador general del Luna Park; el promotor Osvaldo Rivero; y los entrenadores de los boxeadores, Ricardo Bracamonte, por el lado del argentino, y Jeff Mayweather, por parte del panameño.

La terna de jueces la integrarán Alfredo Polanco (México), Stanley Christodoulou (Sudáfrica) y Thomas Miller (Estados Unidos); al tiempo que el supervisor será el nica Renzo Bagnariol.

Fuente: Télam.

No hay comentarios: