domingo, 18 de septiembre de 2011

Un final polémico




Fotos: Chris Cozzone.

En una definición inesperada, el quíntuple campeón del mundo estadounidense Floyd Mayweather Jr destronó a su compatriota Víctor Ortiz para quedarse con el cinturón welter del CMB, en un pleito estelar de una megavelada montada el sábado por la noche en el MGM Grand de Las Vegas.

Consciente de que debía trabajar en la corta distancia para no dejar pensar a su ágil y veloz oponente, Ortiz comenzó mejor la pelea dando el paso al frente y anticipándose a Mayweather con rápidos embates en forma de cross.

El segundo round mostró a un Mayweather Jr. más concentrado en la pelea pero todavía superado por la mejor estrategia de Ortiz. En ese pasaje, el chicano acorraló en varias ocasiones contra las cuerdas a Money pero sin la precisión ni la justeza necesarias para encontrar el rostro de su rival. De todos modos, en ese asalto de paridad Ortiz se llevó una pequeña ventaja.

Tras el minuto de descanso, Mayweather hizo uso de sus conocida esgrima para esquivar con rápidos movimientos los continuos arrestos de Ortiz e introducir los consecuentes contragolpes con combinaciones de cross izquierdo y derecho. En el final de ese capítulo, estrelló un uppercut de derecha en el mentón del chicano.

En un segmento con gran cantidad de incidencias, Mayweather afirmó su dominio y presencia en el ring para seguir castigando con su velocidad y contragolpe a Vicious, aunque promediando el cuarto parcial Ortiz se abalanzó contra Money con cuatro mandobles que lo empujaron contra las cuerdas. En ese instante, inexplicamente el entonces monarca le aplica un artero cabezazo al retador, lo que motiva la penalización con un punto de descuento que podría haber sido descalificación. Inmediatamente, Vicious pide disculpas, estrechas sus manos en las de Mayweather y cuando se dispone a dar un paso atrás, comete el garrafal error de no elevar la guardia y recibe un sanguinario jab de izquierda seguido de un directo de derecha que lo toma desprevenido y lo envía a la lona para escuchar la cuenta completa del árbitro Joe Cortez.

Quizá lo que Floyd no se emparenta demasiado con la ética pero es una maniobra legal que puso en evidencia la tamaña ingenuidad de Ortiz para un profesional de su talla.

Con este triunfo, Mayweather mejoró su record a 42-0, con 26 nocauts, mientras que Ortiz cayó a 29-3-2, con 22 nocauts. El final de la pelea se produjo a los 2:59 segundos de ese cuarto round.



_En el pleito de respaldo, el mexicano Erik El terrible Morales (52-7, 36 KOs) se convirtió en cuádruple monarca ecuménico al asirse con el vacante título superligero CMB luego de noquear técnicamente en el décimo round a su compatriota Pablo Cano (22-1-1, 17 KOs).

No hay comentarios: