martes, 12 de abril de 2011

Cuenta Regresiva



El viernes, en el Estadio “Osvaldo Casanova” del Club Estudiantes del Bahía Blanca enfrentará al boricua César Seda, primero en el ranking de la categoría y muy respetado por el propio Narváez, tan enemigo de la subestimación, como buen profesional. Un día antes de la partida hacia la localidad bonaerense, Narváez conversó con el equipo periodístico de Chubut Deportes y contó en qué condiciones llega, además de revelar qué depara el futuro para él.

La primera pregunta, la lógica, ¿cómo llegas al combate del viernes próximo?
-"Estoy contento porque ha sido una preparación excelente. Con la pelea anterior ganamos mucho, porque nos preparamos muy bien y descansamos sólo una semana y retomamos los entrenamientos por la mañana con “Peto” Ruiz por la mañana en la pista de atletismo y por la tarde con mis hermanos en el gimnasio. Estoy muy bien porque además no he tenido ningún inconveniente, he trabajado duro para esta pelea, se que es un rival difícil y que cada pelea que venga será mas complicada, pero nosotros asumimos ese riesgo de subir de categoría y enfrentar rivales más fuertes, más duros y más grandes en tamaño, pero tenemos fe, sabemos que estamos bien preparados y confiamos en nuestro boxeo".
“La verdad estoy muy bien. Con toda la experiencia que tengo como campeón del mundo, con 16 defensas, un doble campeonato del mundo, cuento con un gran respaldo. Los rivales pueden ser cada vez más fuerte, pero la experiencia que tengo sobre el ring y como campeón del mundo es importante y eso no me lo quita nadie”, explicó el púgil.

Hace nueve años sos campeón del mundo, ya es algo normal para vos?
-A esta altura para mí, pelear por el título del mundo es algo normal, como que ya me acostumbré. Como dijiste, son nueve años y ahora trato de ser más pensante, que mi cabeza se ponga más “seria” como se dice, porque sé que los rivales son cada vez más difíciles, pero se que la experiencia me da la tranquilidad y eso hace que llegue a los combates sin preocupaciones.

Hablabas de seriedad y se te viene un rival a priori, muy serio…
-Si, es un desafío muy importante. Hoy en día César Ceda es el “niño mimado” de Puerto Rico, viene con Gary Shaw (uno de los productores del evento) y según sus declaraciones, tiene mucha fe que su púgil se lleve el cinturón para su país, pero nosotros ya estamos acostumbrados a esos pleitos, y cuanto mas difícil son los combates, mejor nos ponemos nosotros mentalmente y no regalamos nada. Así que espero que el 15 de abril arriba del ring me salga todo lo que trabajamos para que el cinturón se quede en Argentina.

Te vemos entrenar y en las peleas, terminas siempre intacto. Hay Narváez para rato?
-Yo creo que si. La última pelea me di cuenta que estoy muy bien física y anímicamente. Todavía me siento intacto, muy rápido y aún mantengo los movimientos, con la diferencia que la trayectoria y la experiencia que tengo ahora, juega un papel fundamental arriba del ring. Siento que estoy terminando los doce rounds muy bien, entero, así que sí, creo que hay Narváez para rato.
“Después de esta pelea veremos que viene, pero se está hablando de una posible unificación con Cazares. Seguramente algo va a surgir y nosotros estamos dispuestos a tomar todos esos riesgos importantes, para poder llegar a cerrar la carrera de la mejor manera o intentar llegar a lograr lo máximo en la gloria deportiva del boxeo argentino”, agregó.

Por Chubut Deportes.

No hay comentarios: