domingo, 11 de julio de 2010

Un emblema de Puerto Rico



El miércoles 7 de julio, pudimos establecer conexión telefónica con el tricampeón mundial Carlos Ortíz, aquel inolvidable boricua de la década del ´60 que viniera a nuestro país para medirse y empatar en diez episodios con Nicolino Locche en el Luna Park.

Ortiz, era un boxeador de una esgrima notable. Se consagró campeón mundial súperligero ante el zurdo Kenny Lane (noqueándolo técnicamente en el 2º episodio en el Madison Square Garden) en junio del ´59 e hilvanó numerosos duelos con el italiano Duilio Loi y el panameño Ismael Laguna.

Loi y Locche han sido los púgiles mejor dotados técnicamente que recuerde haber enfrentado don Carlos Ortiz, quien además, es miembro del Salón de la Fama Internacional de Boxeo.

Protagonista de innumerable cantidad de reyertas mundialistas en los más variados rincones del mundo, Ortiz es particularmente recordado no sólo por sus trilogía con Laguna sino también por sus triunfos sobre Joe “Old Bones” Brown (logrando la corona mundial de los livianos) y el filipino Flash Elorde (por KO14).

Por supuesto, también hemos hablado de sus vivencias con Oscar “Ringo” Bonavena, ya que compartieron gimnasio, el Gleason´s Gym de Nueva York, su inconmensurable admiración por Sugar Ray Robinson, Joe Louis, Jersey Joe Walcott.

No hay comentarios: