miércoles, 14 de julio de 2010

EN SU LEY

Ese 14 de julio subía por última vez a un ring en el glamour de Mónaco y perdía frente a Fulgencio Obelmejias. A Cesar "La Bestia" Romero se le esfumaba la chanche de retar a Michael Spinks.
El boxeo llegó a su vida para pagar una promesa a su madre de no caer más en la delincuencia ya que había estado más de 5 años privado de su libertad.
Sorprendió a Flores Burlon parándolo en 2, se acercaba a la gloria pero esa derrota le trunco la ilusión.
9 días después su genética fue más fuerte: su cuerpo de 32 tatuajes era reconocido entre las victimas de un asalto y tiroteo. Su hermano y un amigo que estuvieron en Mónaco corrieron la misma suerte, el boxeo lo podía haber salvado pero murió en su ley.

No hay comentarios: