martes, 20 de julio de 2010

25 años

Ese domingo 21 de julio, el sueño era realidad. Ubby Sacco, el talentoso y carismático boxeador nacido en capital, pero hijo de Mar Del Plata, paraba en 9 al "Perro rabioso" Gene Hatcher y era campeón del mundo. De Ubby se escribieron ríos de tinta. La frase que siempre se recuerda estando muy mal de salud y buscando una respuesta a su vida, tan conflictiva, "El amigo que siempre busqué en la calle lo tenía al lado mío, en mi casa, era mí padre".

No hay comentarios: